Evitar los miedos infantiles

Los miedos infantiles son totalmente naturales, y todos los hemos tenido en nuestra primera etapa. Se distinguen varios tipos de miedos infantiles dependiendo de la edad, pero no hay nada que no se pueda combatir luchando juntos.

Los temores más habituales en las primeras edades son: dormir solos, ir a la guardería o a la escuela, quedarse con desconocidos, ir a lugares poco habituales como el médico, las pesadillas y cómo no, la oscuridad.

Para ayudarles a superar los miedos, lo más importante es no burlarse de ellos o de sus miedos, y mucho menos reñirles ni obligarle a evitarlos. Hay que hablar del tema con total naturalidad, y siempre desde una perspectiva cercana y con mucho cariño. En sus situaciones más difíciles, tenemos que estar acompañándoles y pasando tiempo con ellos, ayudándole a vivir ese momento estando presente y realizando técnicas de meditación, de relajación a través de la respiración y utilizando la evasión del pesamiento a momentos más felices y divertidos.

Si las técnicas mencionadas no funcionan, y parece que la situación está fuera de control y no parece algo habitual, quizás sea el momento de visitar a un psicólogo que podrá ser de gran ayuda para controlar la situación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*